El anuncio del día

Una ayuda para encontrar ese tema que te faltaba...

Búsqueda personalizada

Un homenaje a La Plata - Video

++

++

Destacadas!!!

Cargando...

Noviembre de 1882

19 de noviembre:
Dardo Rocha funda la ciudad de La Plata, en el día dedicado por la Iglesia Católica a honrar al Papa San Ponciano.
En el lugar ya existían algunos ranchos de paisanos, puesteros.
También había un poblado entre las calles 1 a 5 y 34 a 37 que pertenecía a Ensenada y después pasó a Tolosa, ya que este pueblo al principio se extendía hasta la avenida 38.
Todavía existen propiedades y vestigios de aquella población.
Uno de los aún podemos ver es la amplia casona de dos plantas que había sido convento de monjas francesas, después juzgado de Paz, sito en la calle (Real) 1 entre 34 y 35.
Cuando vino de Buenos Aires la primera maestra al ser fundada Tolosa por Pereyra Iraola, se hospedó en calle 1 (calle Real) esquina 36 y la escuela estaba en calle 2 entre 35 y 36.
***
La estancia de Iraola tenía un puestero en lo que hoy es 34 y 5, en frente estaba Bianchi, jardinero de la familia Iraola; en un hermoso bosque con gran variedad de árboles frutales, habitaba el rancho que tiempo después, en el año 1906, le fuera alquilado a Pedro B. Palacios (Almafuerte).
Allí el poeta vivió varios años; estaba en lo que hoy son las casas de 5 entre 34 y 35 números 125 y 127.
También hubo un gran castillo de madera estilo medieval, propiedad del ingeniero Ángel Fiorini en 34 y 4, un fuerte vendaval en 1910 le derrumbó una de las altas torres que tenía.
Crónicas y tradiciones referían que por la zona deambulaban algunos "indios amigos y sometidos".
"Apuntes en el primer centenario de La Plata" por Julio A. Rica (del libro La Plata ciudad milagro).
***
En Tolosa, más exactamente en lo que hoy es 1 y 528, se dio la única esquina de toda la ciudad que no tiene ochava.
Dicen que allí funcionó hace años un hotel para alojamiento de circunstanciales viajantes.
Recordemos que el trazado original de Tolosa quedó debajo del que luego se dio a La Plata, lo que se nota al pasar de la una a la otra por la falta de coincidencias exactas en las calles.
Y cuando Pereyra Iraola diseñó Tolosa lo hizo a su gusto y sin seguir ningún reglamento de la aún inexistente Dirección de Ingeniería de Obras Públicas municipal, e ignorando quizá intencionalmente disposiciones provinciales o nacionales.
Otros aseguran que en un principio no existían ochavas en las esquinas y que fueron creadas para evitar los robos, porque quien venía por una calle no podía ver si se acercaba alguien por la otra.
En fin, lo cierto es que esa esquina de 1 y 528 pasó a la historia como la única sin ochava.
***
El nombre de "La Plata" para la nueva ciudad fue elegido por José Hernández, el autor del "Martín Fierro", quien integraba una comisión encargada de confeccionar el despacho del proyecto correspondiente.
El citado cuerpo dejó por escrito que para evitar divagar, si se entraba en la designación de nombres propios u otros, ya que estos territorios fueron primero "Gobernación del Río de la Plata", más tarde "Provincias Unidas del Río de la Plata", y ya que la provincia de Buenos Aires había hecho el sacrificio de cimentar el orden constitucional de la República, era justo, lógico y patriótico que a la ciudad cabeza del territorio se la designara con el nombre de "La Plata".
***
La ciudad de La Plata fue diagramada a partir de un cuadrado, alterado por un gran "Eje Cívico" enlazado con el Puerto, y por la incorporación de avenidas perpendiculares, diagonales, calles y circunvalaciones.
El arquitecto Julio Morosi, que investigó el trazado en su libro sobre los orígenes de la ciudad, asegura que la calle 52 nunca apareció en los planos, ya que Dardo Rocha pretendía que la ciudad tuviera dos grandes sectores: uno que venía desde el puerto y otro por el ferrocarril.
En el medio quería establecer el eje de la ciudad con los principales edificios públicos, lo que requería que esa avenida central se duplicara, lo que se logró eliminando una calle (la 52) para permitir la confluencia de otras dos (la 51 y la 53) que contuvieran esos edificios.
La calle 52 existe desde 1 hasta 122 y desde 27 hasta 31 (circunvalación).
Posteriormente, desde la calle 48 hasta la calle 49, paralelo a la Avenida 13, apareció un pasadizo conocido hoy como "Pasaje De la Riestra", por mucho tiempo tapiado y reabierto en noviembre de 1982.
Bordeaba dos viejos conventillos abandonados y el nombre proviene del propietario original del lugar, Jorge de la Riestra, hermano de Norberto, que fuera ministro del presidente Avellaneda y gestor de la llegada de los ferrocarriles ingleses.
Algunos aseguran que allí funcionó en un tiempo un famoso prostíbulo.
***
En el centro previsto por el trazado de la ciudad, se enterró la Caja Fundacional junto a la Piedra Fundamental.
Para colocar esta última, se mandó hacer una cuchara de albañil de oro con mango de ébano, con incrustaciones de oro y ocho brillantes, y que ostentaba grabada en su centro la inscripción: "Colocó la piedra fundamental de la ciudad de La Plata su padrino, el teniente general Julio A. Roca, el 19 de noviembre de 1882, siendo gobernador de la provincia el Dr. Dardo Rocha".
La batea donde se hizo la mezcla de cal y arena para asentar los ladrillos que rodean la piedra era de caoba maciza con agarraderas de ébano e incrustaciones doradas.
Dentro de una redoma de cristal se depositó el acta.
La redoma, a su vez, dentro de la caja de piedra que llevaba la inscripción con el acta fundacional.
Dentro de la caja de piedra se colocó una caja de ébano con 3 llaves, que fueron entregadas una al Arzobispo de La Plata, Federico Aneiras, otra al Dr. Victorino de la Plaza como representante del Presidente de la Nación, y la tercera al Gobernador Dardo Rocha.
Allí también se colocaba una colección de monedas argentinas, orientales, francesas, italianas e inglesas, y un cajón de botellas de vino.
De la existencia de estas últimas da fe el relato del albañil Antonio Ciambra, quien trabajó en la ceremonia y el revestimiento de la piedra fundamental. Crónicas del cincuentenario de la ciudad en 1932 relatan que expresó que lo que él querría, más que todo el oro y la plata que se depositaron, eran las 11 botellas de vino que se colocaron del lado de la municipalidad.
Según Ciambra, era un cajón de 12 pero una se rompió.
***
Simultáneamente se inaugura el ramal ferroviario definitivo que unía Ensenada con la primera estación de la nueva ciudad, ubicada en Tolosa.
En este primer tren oficial viajaron los integrantes de la comitiva fundacional y los invitados especiales.
***
Desde antiguo se habían propuesto y postulado ciudades bonaerenses, próximas y distantes para instalar la sede del gobierno provincial, dándoles capitalidad.
Pero Rocha robustece su tesitura y desecha lo fácil, lo rutinario, casi podría decirse, lo lógico.
D´Amico, colaborador inmediato del fundador y su Ministro de Gobierno, revela que Dardo Rocha, aún antes de asumir la gobernación, tenía resuelto "crear" una capital "nueva" con características propias.
Afirma D´Amico en su testimonio: "Desde mucho antes de recibirse de mando, desde que ofreció la carta de gobierno, el doctor Rocha me había anunciado su decidida voluntad de resolver la cuestión Capital de la Provincia y me había ordenado que tuviese listos, para iniciar con ellos su gobierno, los decretos en la parte administrativa y los proyectos de ley que fuese necesario presentar a la Legislatura".
Se empeña así en proclamar el espíritu creativo, la originalidad del ser americano, dando opciones de futuro a la imaginación y al poder de realización del hombre nuevo".
("El momento histórico de la Fundación de La Plata" por Tomás Diego Bernard (del libro La Plata ciudad milagro).
***
27 de noviembre:
Se coloca la piedra fundamental de la Casa de Gobierno provincial.
En mayo de 1881 se había llamado a concurso de proyectos, pero los presentados fueron rechazados por la Comisión de Edificios.
En mayo de 1882 el Poder Ejecutivo resolvió que el proyecto fuera confeccionado por la Sección Arquitectura del Departamento de Ingenieros.
El estilo de la construcción es renacentista flamenco, de tipo Palacio.
Las obras se iniciaron con cuadrillas oficiales y bajo la inspección directa del Gobierno.
El empresario de la obra fue José Porret hasta el 22 de enero de 1883 en que se hizo cargo el contratista Santiago Bertelli.
Al principio de la obra, la Comisión del Departamento de Ingenieros modificó el frente del edificio, y requirió al arquitecto Dormal que formalizar un plano, conservando los proyectos de la planta ya en vías de ejecución.
Cumplimentado lo ordenado, se retiró la cúpula central, y a partir de entonces el arquitecto Dormal tuvo a su cargo la supervisión de las obras.
***
Elección del lugar para la nueva Capital:
Ya en 1882 y luego del análisis de 12 posibles ubicaciones, el gobernador Dardo Rocha elige las “Lomas de la Ensenada”, debido a 5 factores:
a) la distancia adecuada con respecto a Buenos Aires;
b) su ubicación geográfica central respecto del territorio provincial;
c) la topografía adecuada para poder erigir una ciudad natural;
d) sus singulares ventajas políticas con respecto a la descentralización;
e) sus facilidades para dar vida propia a un importante núcleo urbano y demográfico.
Cuando se coloca la piedra de la futura ciudad de La Plata, ocasiona un cambio territorial fundamental para toda su región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada