El anuncio del día

Una ayuda para encontrar ese tema que te faltaba...

Búsqueda personalizada

Un homenaje a La Plata - Video

++

++

Destacadas!!!

Cargando...

Esteban Trebucq se sube al colectivo



Esteban escribió hace pocos días una nota en el diario Hoy que debe haber hecho lagrimear a unos cuantos. Por supuesto, tuvo como fuente valiosa y fidedigna a Gustavo del Manzo, que sabe mucho sobre el asunto.

Creímos que, como lo que abunda no daña, nos podíamos tomar la licencia de reproducirla para que muchos más la disfruten. Así que, de puro guapos, aquí la presentamos.

***
Viaje por la historia del micro platense, recorrido nostálgico con varias paradas.


Hay de todo en el camino. Desde el 60 de La Plata, que daba pérdida y se privatizó, hasta la misma línea que iba con un número y volvía con otro a Ensenada. En 1934 comenzó a circular el 3, pionero y efímero: duró seis meses. Existían coches Isotta Fraschini para recorrer la ciudad baja, Bedford, Internacional y lustrosos Ford franceses. Luego los Mercedes carboneros o los nobles Chevrolet. Suba, que el boleto es gratis.


Si dicen micro son de La Plata, afirmó el hombre, curtido por la historia de un servicio de transporte vital, integrador y muchas veces denostado.

El hombre es Gustavo del Manzo, diseñador gráfico, coleccionista empedernido, historiador autodidacta, amante del fileteado, buceador de anécdotas y hasta modelista.

Habla del popular bondi, del colectivo para todos los porteños.

El mismo que comenzó a surcar las todavía empedradas calles de la capital bonaerense en 1934, cuando el Municipio local entregó los primeros permisos.

Y que deja a su paso un interminable acervo cultural, plagado de curiosidades, hechos nostálgicos y otros escasamente difundidos.

¿Alguien recuerda, por ejemplo, al 60?

No era la tradicional línea de la Capital Federal, sino una de color rojo en su sección inferior, techo beige o marrón claro y franja y recortes en crema, similar a la 96 de la principal ciudad argentina.

El primero salió a la calle el 11 de noviembre de 1936.

Adelante, en el recorrido de estas líneas, habrá más datos.

No fue la Línea 1 la primera, sino la 3, que tuvo un pionero y fugaz paso: comenzó a funcionar el 3 de febrero del 34 y cerró a fines de agosto.

Salía de Plaza Moreno, llegaba hasta la San Martín, Italia, el FC Sud (la Estación de trenes), 32 y 122, Ensenada (por Rivadavia) y Cambaceres, según se puede leer en la página 13 de una vasta compilación editada en octubre de 1996 por la Municipalidad local bajo el título El transporte en La Plata.

La Línea 4, también del mismo año, hacía un recorrido similar, mientras que la 1 arrancó el 15 de febrero del 34 y funcionó hasta marzo de 1939.

Iba hasta el Cementerio, la Estación Meridiano V del Ferrocarril Provincial, El Dique y Punta Lara, entre otros sitios.

Gustavo todavía no había nacido, pero pudo reconstruir parte de esta historia con retazos, testimonios y fotos, como un intrincado rompecabezas.

Hoy no sólo atesora imágenes en blanco y negro con papelerío municipal relacionado con el transporte, sino también un desvencijado Mercedes LO 312 carbonero, que alguna vez fue colectivo y que anhela terminar de restaurar.

Había en aquellos tiempos de sepia, Isotta Fraschini para recorrer la ciudad baja; luego llegarían los tradicionales Bedford, algunos Mercedes carboneros e Internacional.

La 506, a fines de la década del ‘70, supo tener lustrosos Chevrolet.

Los Dodge y Ford franceses también llevaron y trajeron gente por doquier.

Del Manzo dice que la mayoría de los coches en los años 60, contaba con carrocerías Mitre y El Trébol.

Y cree que los Mercedes fueron en realidad camiones radiados pertenecientes al Correo que, tras su adquisición, los carrozaron como colectivos.

Habla de la simpática 60, en cuyos letreros superiores podía leerse “Mar del Plata”.

No iba hasta La Feliz este micro, sino que cruzaba todo Olmos para llegar hasta la vieja ruta 2, el camino de casi siempre a la costa argentina.

Va un repaso de la 60 platense: proviene de la vieja Línea 10 creada por la Municipalidad, primero dependió de ésta y el 19 de noviembre de 1959 se privatizó.

En 1958 había cuatro líneas comunales, con 390 empleados, 16 vehículos y un déficit de 30 millones de pesos de esos días.

Existían 24,3 hombres por vehículo.

Así, una de ellas, la 60, se transformó en Cooperativa. Llegó a tener 17 unidades, aunque una sin numerar, por lo que no aparece en los registros oficiales.

Sólo en un papel que muestra como una verdadera joya Del Manzo.

Su primer presidente fue Héctor Marcos De la Cruz González, junto a otros 32 asociados.

La administración y los talleres estaban ubicados en la calle 31 nº 528 (entre 42 y 43).

Los primeros coches fueron cedidos por el Municipio (los Isotta Fraschini, por ejemplo), escribe este historiador del transporte en http://www.busarg.com.ar/ , un sitio para el deleite de quienes aman el bondi.

Su recorrido, que luego fue centro de disputa, era el siguiente: 1 y 42, diagonal 80 a 50, 7 a 49, diagonal 74 a Plaza Moreno, por 50 a 22, luego 44 hacia Abasto, Etcheverry, camino a Mardel y Oliden.

Así figura en las páginas amarillas de una guía de la época.

En 1966 salió para siempre de servicio, y su ruta fue compartida tiempo más tarde por lo que fue la 508 (hoy Oeste) y la 307 actual.


El 14 va, el 13 vuelve


Si de hechos llamativos se trata, la 14 (actualmente explotada por la empresa Unión Platense, con el número 214 provincial) que vio la luz en 1935 gracias a la enjundia de Héctor Borzotti, Aquiles De Romeris, Jorge Aristía y Fernando Jurado, no puede quedar al margen de este camino.

Tuvo su primera terminal en 57 y 16, con una flota de 8 unidades (Dodge, Ford Francés y Chevrolet, su mayoría) y 16 choferes.

La frecuencia era de 10 minutos entre coche y coche, apuntó Del Manzo.

¡Y eso que había muy pocos habitantes!

El detalle curioso sobrevino cuando la Municipalidad otorgó el número de línea al recorrido establecido entre La Plata y Cambaceres.

Los micros que iban hacia Cambaceres llevaban el 14 y, al regreso, el 13.

Una genialidad.

El chofer cambiaba la chapa en un pestañeo.

A partir de 1958, presuntamente por problemas económicos e internos, la Línea se dividió en dos.

La sección escindida de la Unión Platense se independizó como Línea 13, con una nueva razón social: Expreso Ensenada SRL.

Durante décadas una solitaria chapa de parada incrustada en un naranjo de 47 y 8 la recordó, como fiel y mudo testigo de aquellos pasajeros que esperaban el 13-14.

Del Manzo además reconoció hacia fines de los ‘90 un coche Bedford de 1957 carrozado por Agosti transformado en casa rodante que conserva (o conservaba) el color de la 13 en su puerta.


¡Parada!


Entre 1934 y 1940 se crearon más de 20 líneas de colectivos.

La primogénita 3 fue adquirida en el mismo 34 por el Expreso City Bell, que explotó hasta hace muy poco tiempo la 273.

Últimas dos paradas: la 9 iba de Los Talas al Swift, en Berisso, hasta que en 1951 fue absorbida por la 15, que más tarde se fusionó con la 2 y hoy es la 202.

Una línea 5, llamada Empresa de Omnibus San Martín, habría sido autorizada en noviembre de 1931, pero no hay datos de que haya funcionado.

Actualmente, causa de rabietas y dolores de cabeza, el micro platense de pura cepa sigue escribiendo la historia, que por rutinaria, muchas veces pasa inadvertida.


Esteban M. Trebucq

Fotos: Colección Gustavo del Manzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada