El anuncio del día

Una ayuda para encontrar ese tema que te faltaba...

Búsqueda personalizada

Un homenaje a La Plata - Video

++

++

Destacadas!!!

Cargando...

Yerros en nombres o en apellidos - Una nota de Enrique M. Mayochi


La nota de la que tomamos la información que aquí publicamos, apareció el 18 de agosto de 1991, presumiblemente en el diario La Nación. Su notable autor no tiene, lamentablemente, la presencia que merece en la memoria de los argentinos. Pero el tiempo corregirá seguramente esta falencia.

Decía Don Enrique en su columna dedicada, curiosamente, a esa memoria de la que hablábamos, que hay muchos casos en los que nombres o apellidos se han alterado para hacerlos coincidir con los verdaderos o a veces por creer que los originales estaban equivocados.

Veamos...

En el barrio porteño de Villa Urquiza, una calle recuerda al jesuita Adolfo Barzana, aunque durante muchos años (desde 1904 hasta 1979) el apellido figuró incorrectamente fue "Bárcena".
Pasando al barrio de Palermo, la calle Darregueyra aparecíó también demasiado tiempo como "Darragueyra" y aún mucha gente la llama así.
Un salteño que vivió desde 1801 hasta 1891, luchó a las órdenes de Belgrano y de San Martín, y participó de las batallas de Ituzaingó, Caseros y Pavón, suele recordarse como "Eustaquio Frías" aunque su verdadero nombre era "Eustoquio".
Antonino Cambaceres - saladerista y legislador (1832-1888) - es muchas veces llamado erróneamente "Antonio".
¿"Riccheri" o "Ricchieri"? El famoso teniente general que vivió entre 1859 y 1936, padre del ejército argentino modernizado, se llamaba en realidad "Riccheri" aunque muchos persisten en agregar una "i" adicional a su apellido.
En cuando al famoso Fray Mocho, fue bautizado como "José Zeferino Álvarez". Su segundo nombre tuvo diversas modificaciones por parte de los historiadores: "Seferino", "Sixto", y una insólita "S" que no fue jamás la inicial verdadera del mismo.
El presidente Ortiz no se llamaba "Roberto Marcelino" sino "Roberto Mario". Y hasta algún desinformado pintó alguna vez en las placas de su calle el nombre de "Leopoldo Marachal" creyendo que el apellido del escritor era así y no, como lo es realmente, "Marechal".

Y, a modo de comentario, sería interesante que los que quieren referirse al Virrey Avilés recuerden que era "Marqués" y no "Marquez" o algo parecido. El fundador de la Ensenada de Barragán no sería una maravilla de persona, pero por eso no vamos a desfigurar su nombre.

¿Podrían mencionar calles y plazas de La Plata que no se llaman realmente como la gente cree?
Es más, ¿sabías que además de un número, las calles platenses tienen un nombre?
Buscalos en:
http://olydan.iespana.es/la_plata__condensada.htm


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada